Los usos políticos de la pobreza. Política social ...

ImprimirE-mail
El libro presenta una retrospectiva del proceso que desembocó en la creación del sistema político clientelar que suplió a los comicios como fuente de legitimidad del poder al reemplazar la normalidad democrática por una gestión abocada a convertir las ...
no se encontró imagen

Precio de lista

$100.00

Precio base con impuestos
Precio de venta con descuento
Precio de venta

$100.00

Descuento
Precio / kg:
Descripción
Los usos políticos de la pobreza. Política social y clientelismo electoral en la alternancia
Hernández Muñoz, Edgar (Prefacio de Leonardo Molino)
(Agotado)
 

El libro presenta una retrospectiva del proceso que desembocó en la creación del sistema político clientelar que suplió a los comicios como fuente de legitimidad del poder al reemplazar la normalidad democrática por una gestión abocada a convertir las respuestas públicas en apoyos sociales. Analiza la relación de mutuo interés que se establece entre candidatos y votantes, en el marco de una democracia que, por el lastre de un pasado autoritario reciente o por haber entrado en fase temprana de descomposición a causa de sus contradicciones, puede llegar a ser de naturaleza pragmática y patrimonial, al regirse por criterios de pertinencia y adhesión que favorecen el reclutamiento y la manipulación. Propone conferir a la referida noción de clientela un mayor valor explicativo y una connotación sociológica más rica y compleja.

Ofrece una amplia reflexión metodológica para precisar qué es una base social de apoyo electoral y cómo puede ésta en su propia integración adaptarse a los procesos de marginalidad e informalidad causados por el modelo de crecimiento económico urbano-industrial. Se bosqueja además, el escenario social en el que, por efecto de la redistribución de las oportunidades de desarrollo, quedaría minado el terreno para el aprovechamiento político de las demandas y la obtención de la rentabilidad electoral en la atención de las necesidades; asimismo, se recuentan los usos políticos de la pobreza y hace un acercamiento a un tema actual y complejo , asumiendo que no es factible enfrentar el desafío democrático en México sin visualizar la magnitud del dilema implícito en el atraso y las carencias de su población.

Finalmente retoma la idea central del trabajo y enfatiza que no basta que las elecciones sean ahora creíbles y que la legitimidad que de ello resulta se traduzca en mayor estabilidad y en equilibrios duraderos; se trata, también, de que la gente se beneficie del ejercicio del poder y que éste acredite ser un real factor de justicia distributiva, al grado de lograr una reivindicación de derechos ampliados que, al atender a necesidades emergentes y nuevos compromisos, bien podría trasladar la democracia electoral al plano social.

El autor enfatiza en que la democracia no sólo debe verse como un método con reglas y cauces para conferir atribuciones y asignar tareas, sino como el medio para fortalecer la vida cívica local y revalorar al gobierno doméstico. Además plantea que si uno de los mayores obstáculos a la gestación de una nueva cultura política lo representa el clientelismo, que en la época del partido dominante trajo consigo el manejo discrecional del aparato público, combatirlo debe ser el punto de partida para contrarrestar la herencia autoritaria, empezando, desde luego, en el terreno electoral, pero extendiéndose enseguida a los otros espacios donde el fortalecimiento del estado encamina el debilitamiento de la sociedad.

También expone argumentos para replantear la política social, dirigida a combatir la pobreza, pero de modo que atender a los desposeídos y vulnerables, no reditúe ni dependa de conseguir una determinada rentabilidad electoral. Para lograrlo, habrá que disponer cambios funcionales y estructurales que desemboquen en arreglos institucionales inéditos, una legalidad revigorizada y el fortalecimiento de nuestra organización federal y republicana. Debe examinarse hoy el fenómeno de la marginalidad y del subdesarrollo, de sus causas estructurales y las políticas que combaten al menos algunos de sus efectos aquí y en el resto de Latinoamérica, admitiendo que son problemas cuya raíz se hunde en el tiempo y se arraiga en el modelo económico seguido.
 
Contenido:
 

INTRODUCCIÓN: DEBER Y PODER. REFLEXIONES EN TORNO A LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL

ENTRE LA INEVITABLE INERCIA Y LA DELIBERADA CONTINUIDAD

  • La inacabada transición mexicana. Necesidad de nuevas reglas
  • Asistencia pública y cooptación política. Las dos caras del clientelismo
  • La reforma del Estado: del paternalismo a la concertación del bienestar

CLIENTELISMO Y COMPETENCIA. LA DEMOCRACIA ENTRE POBRES

  • Favores por votos. El verdadero rostro de nuestra democracia
  • Entre las prácticas clientelares y los derechos ciudadanos
  • Lo que sigue pendiente: repensar el clientelismo político
  • Hacia una legitimidad democrática. Los límites del clientelismo
  • La intermediación política. ¿Intercambio o relación de poder?
LAS CLIENTELAS, UN NUEVO TIPO DE ACTOR SOCIAL
  • Cooptación electoral: una forma de integración en la marginalidad
  • Marginalidad y pobreza: la otra cara de la naciente democracia
  • El “derecho a la esperanza” como moneda de cambio electoral
  • El clientelismo electoral: ¿autoritario o democrático?

LA ARTICULACIÓN DE LO SOCIAL Y LO PÚBLICO, UNA OPCIÓN A LAS PRÁCTICAS CLIENTELARES

  • Una nueva gestión pública de lo social. La alternativa al uso patrimonial del poder
  • Por un nuevo derecho social: el de la gestión participativa
  • Entre lo privado y lo público. Hacia una nueva gestión de y para la sociedad
  • Desarrollo microrregional y combate a la pobreza
  • Una nueva cultura política para un nuevo espacio público democrático

DE LA DISPUTA POR LA NACIÓN A LA DISPUTA DE LAS CLIENTELAS

  • Poner fin al clientelismo: la reformulación liberal de la política social
  • La democracia debe ser eficaz, para que deje de ser clientelar
  • La genuina transición democrática: de los clientes a los ciudadanos
  • Competencia política en lugar de mercadeo electoral
  • No sólo reglas nuevas, también una cultura no autoritaria del poder

RETOS Y RIESGOS DE LA NUEVA DOMOCRACIA MEXICANA

  • Del clientelismo a la solidaridad, objetivo del rediseño institucional
  • Democracia gestionaria, además de representativa
  • De la sociedad de mandatos a la sociedad de contratos
  • ¿Democracia social contra democracia electoral?
CONCLUSIONES. MÁS QUE UNA POLÍTICA SOCIAL, UNA POLÍTICA ÉTICA
 
Año: 2008
ISBN: 978 970 669102-6
Páginas: 388